Conéctate con nosotros

La sexualidad del Adulto Mayor

Vida sexual

La sexualidad del Adulto Mayor

Muchas personas quieren y necesitan estar cerca de los demás a medida que envejecen. Para algunos, esto incluye el deseo de continuar una vida sexual activa y satisfactoria. Con el envejecimiento, eso puede significar adaptar la actividad sexual para acomodar cambios físicos, de salud y de otro tipo.

manos de pareja adulta

Hay muchas maneras diferentes de tener relaciones sexuales y tener intimidad, solo o con una pareja. La expresión de su sexualidad podría incluir muchos tipos de contacto o estimulación. Algunos adultos pueden optar por no participar en actividades sexuales, y eso también es normal.

Aquí, exploramos algunos de los problemas comunes que los adultos mayores pueden enfrentar con el sexo.

¿Cuales son los cambios normales?

El envejecimiento normal trae cambios físicos tanto en hombres como en mujeres. Estos cambios a veces afectan la capacidad de tener y disfrutar del sexo.

Una mujer puede notar cambios en su vagina. A medida que una mujer envejece, su vagina puede acortarse y estrecharse. Sus paredes vaginales pueden volverse más delgadas y un poco más rígidas. La mayoría de las mujeres tendrán menos lubricación vaginal, y la vagina puede tardar más tiempo en lubricarse naturalmente. Estos cambios podrían hacer que ciertos tipos de actividad sexual, como la penetración vaginal, sean dolorosas o menos deseables. Si la sequedad vaginal es un problema, usar gel lubricante a base de agua o condones lubricados puede ser más cómodo. Si una mujer está usando terapia hormonal para tratar síntomas de la menopausia, es posible que desee tener relaciones sexuales con más frecuencia que antes de la terapia hormonal. 

A medida que los hombres envejecen, la impotencia (también llamada disfunción eréctil) se vuelve más común. La disfunción eréctil es la pérdida de la capacidad de tener y mantener una erección. La disfunción eréctil puede hacer que un hombre tarde más en tener una erección. Su erección puede no ser tan firme o tan grande como solía ser. La pérdida de la erección después del orgasmo puede ocurrir más rápidamente, o puede pasar más tiempo antes de que sea posible otra erección. La disfunción eréctil no es un problema si ocurre de vez en cuando, pero si ocurre con frecuencia, hable con su médico.

Hable con su pareja sobre estos cambios y cómo se siente. Su médico puede tener sugerencias para ayudarlo a facilitar el sexo.

¿Qué causa los problemas sexuales?

Algunas enfermedades, discapacidades, medicamentos y cirugías pueden afectar su capacidad de tener y disfrutar del sexo.

Artritis.

El dolor en las articulaciones debido a la artritis puede hacer que el contacto sexual sea incómodo. El ejercicio, los medicamentos y posiblemente la cirugía de reemplazo articular pueden ayudar a aliviar este dolor. Descansar, tomar baños calientes y cambiar la posición o el momento de la actividad sexual pueden ser útiles.

Dolor crónico. 

El dolor puede interferir con la intimidad entre las personas mayores. El dolor crónico no tiene que ser parte del envejecimiento y a menudo puede tratarse. Pero, algunos medicamentos para el dolor pueden interferir con la función sexual. Siempre hable con su médico si tiene efectos secundarios de algún medicamento.

adulto mayor dolor
«Dolores crónicos pueden afectar la sexualidad en los adultos mayores»

Demencia. 

Algunas personas con demencia muestran un mayor interés en el sexo y la cercanía física, pero es posible que no puedan juzgar cuál es el comportamiento sexual apropiado. Las personas con demencia severa pueden no reconocer a su cónyuge o pareja, pero aún desean el contacto sexual y pueden buscarlo con otra persona. Puede ser confuso y difícil saber cómo manejar esta situación. Aquí, también, puede ser útil hablar con un médico, enfermera o trabajador social con capacitación en el cuidado de la demencia.

Diabetes. 

Esta es una de las enfermedades que pueden causar disfunción eréctil en algunos hombres. En la mayoría de los casos, el tratamiento médico puede ayudar. Se sabe menos sobre cómo la diabetes afecta la sexualidad en las mujeres mayores. Las mujeres con diabetes tienen más probabilidades de tener infecciones vaginales por hongos, que pueden causar picazón e irritación y hacer que el sexo sea incómodo o indeseable. Las infecciones por levaduras pueden ser tratadas.

Cardiopatía. 

El estrechamiento y el endurecimiento de las arterias pueden cambiar los vasos sanguíneos para que la sangre no fluya libremente. Como resultado, los hombres y las mujeres pueden tener problemas con los orgasmos. Tanto para hombres como para mujeres, puede llevar más tiempo excitarse, y para algunos hombres, puede ser difícil tener o mantener una erección. Las personas que han tenido un ataque cardíaco, o sus parejas, pueden temer que tener relaciones sexuales cause otro ataque. Aunque la actividad sexual es generalmente segura, siempre siga los consejos de su médico. Si sus problemas cardíacos empeoran y tiene dolor en el pecho o dificultad para respirar incluso mientras descansa, es posible que su médico quiera cambiar su plan de tratamiento.

Incontinencia. 

La pérdida del control de la vejiga o la fuga de orina es más común a medida que las personas, especialmente las mujeres, envejecen. La presión adicional sobre el abdomen durante las relaciones sexuales puede causar la pérdida de orina. Esto puede ser ayudado cambiando de posición o vaciando la vejiga antes y después del sexo. La buena noticia es que la incontinencia generalmente se puede tratar.

Carrera. 

La capacidad de tener relaciones sexuales a veces se ve afectada por un derrame cerebral. Un cambio de posición o dispositivos médicos puede ayudar a las personas con debilidad o parálisis continua a tener relaciones sexuales. Algunas personas con parálisis de la cintura para abajo todavía pueden experimentar el orgasmo y el placer.

Estrés y depresión. 

La falta de interés en actividades que solía disfrutar, como la intimidad y la actividad sexual, puede ser un síntoma de depresión. A veces es difícil saber si estás deprimido. Habla con tu médico. La depresión puede ser tratada.

adulto mayor estrés

Cirugía. 

Muchas mujeres se preocupan por someterse a cualquier tipo de cirugía; puede ser aún más problemático cuando están involucrados los senos o el área genital. La mayoría de las personas regresan al tipo de vida sexual que disfrutaban antes de la cirugía.

cirugía ancianos

La histerectomía es una cirugía para extirpar el útero de una mujer debido a dolor, sangrado, fibromas u otras razones. A menudo, cuando una mujer mayor tiene una histerectomía, también se extirpan los ovarios. Decidir si someterse a esta cirugía puede dejar a las mujeres y a sus parejas preocupadas por su futura vida sexual. Si le preocupan los cambios que pueda experimentar con una histerectomía, hable con su ginecólogo o cirujano.

La mastectomía es una cirugía para extirpar todo o parte del seno de una mujer debido al cáncer de seno. Esta cirugía puede causar que algunas mujeres pierdan su interés sexual, o puede hacerlas sentir menos deseables o atractivas para sus parejas. Además de hablar con su médico, a veces es útil hablar con otras mujeres que se han sometido a esta cirugía. Si desea reconstruir su seno, hable con su médico o cirujano especialista en cáncer.

La prostatectomía es una cirugía que extirpa toda o parte de la próstata de un hombre debido a un cáncer o una próstata agrandada. Puede causar incontinencia urinaria o disfunción eréctil. Si necesita esta operación, hable con su médico antes de la cirugía sobre sus inquietudes.

Medicamentos. 

Algunas drogas pueden causar problemas sexuales. Estos incluyen algunos medicamentos para la presión arterial, antihistamínicos, antidepresivos, tranquilizantes, medicamentos para la enfermedad de Parkinson o cáncer, supresores del apetito, medicamentos para problemas mentales y medicamentos para la úlcera. Algunos pueden conducir a la disfunción eréctil o dificultar la eyaculación de los hombres. Algunas drogas pueden reducir el deseo sexual de una mujer o causar sequedad vaginal o dificultad con la excitación y el orgasmo. Consulte con su médico para ver si hay un medicamento diferente sin este efecto secundario.

Alcohol. 

Demasiado alcohol puede causar problemas de erección en los hombres y retrasar el orgasmo en las mujeres.

¿Soy demasiado viejo para preocuparme por el sexo seguro?

La edad no te protege de las enfermedades de transmisión sexual. Las personas mayores que son sexualmente activas pueden estar en riesgo de contraer enfermedades como sífilis, gonorrea, infección por clamidia, herpes genital, hepatitis B, verrugas genitales y tricomoniasis.

Casi cualquier persona que sea sexualmente activa también corre el riesgo de infectarse con el VIH, el virus que causa el SIDA. El número de personas mayores con VIH / SIDA está creciendo. Corre el riesgo de contraer VIH / SIDA si usted o su pareja tienen más de una pareja sexual, si tienen relaciones sexuales sin protección. Para protegerse, use siempre un condón durante las relaciones sexuales que implique penetración.

Un hombre necesita tener una erección completa antes de ponerse un condón. Hable con su médico sobre formas de protegerse de todas las enfermedades e infecciones de transmisión sexual. Ir a chequeos y pruebas regulares. Habla con tu pareja. Nunca eres demasiado viejo para estar en riesgo.

¿Pueden las emociones jugar un papel?

La sexualidad es a menudo un delicado equilibrio de problemas emocionales y físicos. Lo que siente puede afectar lo que puede hacer y lo que quiere hacer. Muchas parejas mayores encuentran una mayor satisfacción en su vida sexual que cuando eran más jóvenes. En muchos casos, tienen menos distracciones, más tiempo y privacidad, no se preocupan por quedar embarazadas y una mayor intimidad con una pareja de por vida.

A medida que envejecemos, nuestros cuerpos cambian, incluido nuestro peso, piel y tono muscular, y algunos adultos mayores no se sienten tan cómodos con sus cuerpos que envejecen. Los adultos mayores, hombres y mujeres por igual, pueden preocuparse de que sus parejas ya no los encuentren atractivos. Los problemas sexuales relacionados con el envejecimiento, como los enumerados anteriormente, pueden causar estrés y preocupación. Esta preocupación puede obstaculizar el disfrute de una vida sexual plena.

emociones en la tercera edad
Imagen de Orna Wachman

Las parejas mayores enfrentan el mismo estrés diario que afecta a personas de cualquier edad. También pueden tener las preocupaciones adicionales de enfermedad, jubilación y cambios en el estilo de vida, todo lo cual puede conducir a dificultades sexuales. Habla abiertamente con tu pareja y trata de no culparte a ti mismo ni a tu pareja. También puede resultarle útil hablar con un terapeuta, ya sea solo o con su pareja. Algunos terapeutas tienen capacitación especial para ayudar con problemas sexuales. Si siente cambios en la actitud de su pareja hacia el sexo, no asuma que ya no están interesados ​​en usted o en una vida sexual activa. Hable al respecto. Se pueden ayudar muchas de las cosas que causan problemas sexuales en adultos mayores.

¿Que puedo hacer?

Hay cosas que puede hacer por su cuenta para una vida sexual activa y agradable. Si tiene una pareja a largo plazo, tómese el tiempo para disfrutar el uno del otro y comprender los cambios que ambos enfrentan.

No tenga miedo de hablar con su médico si tiene un problema que afecta su vida sexual. Él o ella puede sugerir un tratamiento. Por ejemplo, la dificultad sexual más común de las mujeres mayores es el coito doloroso causado por la sequedad vaginal. Su médico o farmacéutico pueden sugerirle que use lubricantes o humectantes vaginales de venta libre. Los lubricantes a base de agua son útiles cuando es necesario para que el sexo sea más cómodo. Las cremas hidratantes se usan regularmente, cada 2 o 3 días. O, su médico podría sugerir una forma de estrógeno vaginal.

Si la disfunción eréctil es el problema, a menudo se puede controlar y quizás incluso revertir con medicamentos u otros tratamientos. Hay pastillas que pueden ayudar. No deben ser utilizados por hombres que toman medicamentos que contienen nitratos, como la nitroglicerina. Las pastillas tienen posibles efectos secundarios. Tenga cuidado con los suplementos dietéticos o herbales que prometan tratar la disfunción eréctil. Siempre hable con su médico antes de tomar cualquier hierba o suplemento.

Los problemas físicos pueden cambiar su vida sexual a medida que envejece. Si eres soltero, salir y conocer gente nueva puede ser más fácil en el futuro cuando estés más seguro de ti mismo y de lo que quieres. Si tiene una relación, usted y su pareja pueden descubrir nuevas formas de estar juntos a medida que envejecen. Hable con su pareja o socios sobre sus necesidades. Puede descubrir que el afecto (abrazar, besar, tocar y pasar tiempo juntos) puede ser justo lo que necesita, o un camino hacia una mayor intimidad y sexo.

Continuar leyendo
Anuncio
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Vida sexual

Anuncio

Tendencias

Destacados

Anuncio

Temas Populares

Subir