Conéctate con nosotros

Importancia de la buena nutrición.

buena nutrición

Alimentación Saludable

Importancia de la buena nutrición.

La mayoría de nosotros sabemos de qué se trata una alimentación saludable, es decir menos alimentos fritos, menos azúcar, más verduras y más frutas. Sin embargo, cuando se trata de tener una buena nutrición, muchos no conocemos los detalles completos de los beneficios de una buena nutrición y cómo lograrla.

La nutrición es un aspecto esencial de un estilo de vida saludable y no se puede minimizar la importancia de hacerlo bien; comencemos por los beneficios de tener una dieta nutritiva.

¿Cómo una buena nutrición mejora tu salud?

• Control de peso

Muchos de nosotros asociamos de manera equivocada la pérdida de peso con las dietas, pero tener una dieta nutritiva es realmente la mejor manera de mantener un peso saludable y al mismo tiempo lograr los nutrientes necesarios para una función corporal saludable. Cambiar la comida chatarra poco saludable y los bocadillos por alimentos nutritivos es el primer paso para mantener su peso dentro de un rango saludable en relación con la composición de su cuerpo.

• Protegerte de enfermedades crónicas

Muchas enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardíacas son causadas por una mala nutrición y obesidad. Adoptar un enfoque preventivo con un plan de nutrición basado en alimentos completos también reduce el riesgo de desarrollar otras enfermedades relacionadas, como la insuficiencia renal.

• Fortalecimiento de tu sistema inmunológico.

Nuestro sistema inmunológico requiere vitaminas y minerales esenciales para funcionar de manera óptima. Comer una dieta sana y variada garantiza que su sistema inmunológico funcione al máximo rendimiento y protege contra enfermedades y problemas de inmunodeficiencia.

• Retrasar la aparición del envejecimiento.

Ciertos tipos de alimentos como los tomates y las bayas pueden aumentar el vigor y mejorar el rendimiento cognitivo, al mismo tiempo que protegen su cuerpo contra los efectos del envejecimiento.

• Apoyando su bienestar mental

Comer los alimentos correctos en realidad puede hacerte más feliz: los nutrientes como el hierro y los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en los alimentos ricos en proteínas pueden mejorar tu estado de ánimo. Esto contribuye a un mejor bienestar mental general y lo protege contra problemas de salud mental.

Entonces, ¿cómo se construye un plan de nutrición razonable? La alimentación saludable se trata de comer proporciones equilibradas de alimentos ricos en nutrientes de los diversos grupos de alimentos, así como adoptar varios hábitos alimenticios saludables.

¿Cómo lograr una buena nutrición en tu dieta?

Cada grupo de alimentos proporciona diferentes nutrientes y beneficios, por lo que es esencial comer una dieta equilibrada que incluya alimentos de los cinco grupos. Estos son los diferentes grupos de alimentos que debe tener en cuenta.

1. Granos enteros

Los alimentos integrales como el arroz integral y el pan son formas de carbohidratos, específicamente carbohidratos sin refinar. Le proporcionan energía, fibra saludable, vitaminas, minerales y antioxidantes, y ayudan con la digestión. Para las personas a las que se les diagnostica con enfermedad celíaca o personas con intolerancia al gluten no celíaca, es importante que incluya otras alternativas de carbohidratos para asegurarse de que su abstinencia del trigo no le cueste en términos de nutrientes esenciales.

«Las alternativas a los carbohidratos sin gluten incluyen productos de arroz, trigo sarraceno (técnicamente un pseudocereal), quinua y vegetales con almidón (p. Ej., Papa, calabaza, maíz)». Seguir una dieta libre de gluten puede llevarlo a cortar ciertos nutrientes sin saberlo, se recomienda que busque ayuda de un dietista registrado.

granos enteros

2. Frutas y verduras.

Varias formas de productos son las ricas fuentes de vitaminas y minerales que ayudan a regular las funciones del cuerpo y protegerlo contra enfermedades crónicas. Para obtener la mayor cantidad de nutrientes de sus frutas y verduras, cómelas enteras; por ejemplo, come las manzanas con su cáscara en lugar de pelarlas.

3. Proteína

La proteína es el principal nutriente responsable de construir y reparar el tejido muscular en el cuerpo. La carne animal es la fuente más común de proteínas, pero también hay varias opciones a base de plantas para elegir, como nueces y legumbres. Las personas con dietas a base de plantas deben asegurarse de comer la combinación correcta de proteínas vegetales para garantizar que se satisfagan adecuadamente sus necesidades dietéticas.

4. Lácteos

Los productos lácteos son ricos en nutrientes importantes como calcio, potasio, fósforo, vitaminas A, D y B12. Los alimentos como la leche, el yogur y el queso son excelentes ejemplos de productos lácteos que se pueden encontrar en prácticamente todas las tiendas de comestibles.

5. Grasa y azúcar

La grasa en la dieta (como la que se obtiene del pescado y el aceite de oliva) es esencial para la buena salud, ya que regula los niveles de colesterol en el cuerpo y promueve la función celular saludable. Las grasas monoinsaturadas, poliinsaturadas y saturadas juegan un papel en este aspecto de la buena salud. Por otro lado, la grasa adicional que a menudo se encuentra en los alimentos fritos debe minimizarse, ya que son en gran medida grasas poliinsaturadas derivadas de aceites vegetales procesados ​​como la soya.

Debido a su bajo umbral para la oxidación, el consumo excesivo de grasas poliinsaturadas puede provocar afecciones inflamatorias y la formación de radicales libres. Las grasas trans artificiales también son dañinas. El azúcar también debe ser limitado: si bien los azúcares naturales presentes en las frutas y los granos integrales son saludables, el tipo refinado que se obtiene con los pasteles, tortas y snaks puede afectar su peso y provocar enfermedades metabólicas si se consume en exceso.

Además de comer alimentos de los grupos mencionados, hay otros tres hábitos alimenticios saludables que mantener para tener su plan de nutrición a punto, estos son:

• Mantenga el tamaño de las porciones reguladas

Administrar el tamaño de las porciones se trata de garantizar que obtenga las cantidades correctas de nutrientes y calorías de sus alimentos. Comer de más o de menos te priva de nutrientes y puede afectar tu peso, así que siempre regula tus porciones de comida. Al comprar alimentos, revisa los tamaños de las porciones en las etiquetas de nutrición para ver qué equivale a una porción regular y cuánto proporciona en términos de nutrientes.

• Priorizar los alimentos frescos.

Los alimentos frescos y enteros son de los que obtendrá los máximos beneficios nutricionales. Siempre busque alimentos en su forma más pura y sin procesar, como frutas frescas, verduras y carne cuando sea posible. Si opta por alternativas procesadas, elija aquellas que hayan sufrido cambios simples como la deshidratación y la congelación rápida para minimizar la pérdida de nutrientes. Además, vigile la lista de ingredientes para asegurarse de que está consumiendo la menor cantidad de aditivos posible con sus alimentos.

• Practique hábitos de condimento más saludables.

Considere moderar su consumo de sal con otras hierbas y especias para agregar una nueva dimensión de sabor a su comida. Por ejemplo, la albahaca, el ajo, el pimentón y la pimienta pueden convertir un plato de pechuga de pollo en una delicia gastronómica. La sal es el condimento alimentario más común utilizado en la cocina, pero un exceso de sodio puede provocar hipertensión arterial, particularmente en aquellos que ya son susceptibles a dichas afecciones.

Mantener un plan de alimentación nutritiva es bastante simple; evaluar si es lo suficientemente nutritivo también puede ser sencillo. Solo busque cinco indicadores simples de si está obteniendo suficiente de sus alimentos.

Indicadores de una dieta nutritiva.


1. Composición corporal

Un plan de nutrición bien estructurado debería permitir a un individuo mantener un físico saludable dentro de niveles aceptables de grasa corporal (18-24% para hombres y 25-31% para mujeres). Esto también significa que debe apoyar la salud metabólica a través de una serie de medios, como promover la función hormonal saludable, la sensibilidad a la insulina y la recuperación física.

2. Niveles saludables de colesterol y presión arterial.

Controlar sus niveles de colesterol y presión arterial es crucial porque tener un peso saludable no descarta la posibilidad de problemas en estas áreas. Si bien el colesterol en la dieta no tiene tanto efecto sobre los niveles de colesterol en la sangre como creíamos, todavía puede verse influenciado por su ingesta total de grasas en la dieta. Por otro lado, la ingesta excesiva de sodio puede conducir a niveles elevados de presión arterial.

3. Piel y cabello sanos

La condición de su piel y cabello son buenos indicadores de la calidad de su nutrición. Si está obteniendo suficientes nutrientes, su piel debe ser firme, flexible y de un tono rico en lugar de descamación y pálida. Tu cabello debe ser liso y fuerte en lugar de seco y quebradizo; La pérdida de cabello inexplicable es a menudo un signo de desnutrición.

4. Sueño y niveles de energía.

Obtener la cantidad adecuada de nutrientes y calorías lo ayudará a mantenerse energizado debido a su capacidad para promover un sueño reparador. Si te sientes lento, podría ser una señal de una clara falta de calorías o nutrientes, lo que lleva a tu cuerpo al «modo de hambre» que obstaculiza sus capacidades de restauración.

5. Deposiciones regulares

Sus evacuaciones intestinales reflejan si está obteniendo suficiente fibra de su dieta, por lo que si se encuentra con estreñimiento, coma más frutas y verduras para que su sistema digestivo funcione.

Si bien estos cinco indicadores de una dieta nutritiva pueden darle una idea decente sobre cómo lograr sus objetivos de nutrición, no hay necesidad real de hacerlo solo. Obtener la ayuda de un nutricionista certificado puede ayudarlo a mejorar sus probabilidades de éxito y evitar las dificultades comunes.

¿Por qué deberías considerar ver a un nutricionista?

• Consejos y planes de comidas.

Cuando eres un adulto ocupado que trabaja, planificar tus comidas para satisfacer tus necesidades nutricionales puede ser demasiado trabajo. Un nutricionista puede manejar esto fácilmente y probablemente planee una comida más nutritiva que usted. También puede obtener consejos sobre alimentos y nutrición, en lugar de buscar en Internet fuentes posiblemente no confiables y cuestionar sin cesar su integridad.

nutricionista

• Adaptación

Un nutricionista bien capacitado sabrá exactamente cómo y dónde hacer ajustes a su plan de alimentación para que pueda volver a encaminarse. Desde alergias alimentarias recientemente descubiertas hasta atracones accidentales, todo es normal para un nutricionista.

• Ayudarte a cumplir tu objetivo

Puede ser difícil trabajar solo a través de problemas relacionados con la dieta. Tener un nutricionista significa que tiene a alguien para resolver sus problemas y recaídas, así como a alguien que lo empuje hacia el logro de sus objetivos de nutrición. Además de los consejos relacionados con la dieta, los nutricionistas también pueden ofrecerle apoyo emocional cuando tiene dificultades para mantener la dieta.

¿Qué es una buena nutrición? 

Elegir al nutricionista adecuado

Si ha decidido que ver a un nutricionista es una buena inversión, es importante considerar los diferentes tipos de nutricionistas. No todos los nutricionistas están igualmente calificados, así que haga una verificación de antecedentes antes de contratar uno. Algunos nutricionistas también son dietistas registrados que pueden ayudarlo a crear un plan de alimentación a medida. Los nutricionistas que no son dietistas registrados generalmente solo pueden dar consejos en áreas específicas, como la nutrición deportiva.

Existe otro tipo de nutricionista llamado nutricionista holístico. Se centran en la salud y el bienestar en general, por lo que si tiene un problema de salud específico o un objetivo por el cual trabajar, como hacer frente a un trastorno metabólico, un nutricionista holístico puede no serle de tanta ayuda.

Ya sea que lo aconseje un profesional o su voz interior, disfrutar de una buena nutrición es algo en lo que todos deberían trabajar. La buena nutrición contribuye en gran medida a su salud y bienestar general y nunca debe ser escatimada. Puede comenzar su viaje consiguiendo primero una evaluación de salud integral. 

Continuar leyendo
Anuncio

Más en Alimentación Saludable

Anuncio

Tendencias

Destacados

Anuncio

Temas Populares

Subir