HOY, 21 de Agosto de 2017


.

Felipe Pinglo Alva



Biografía de Felipe Pinglo Alva, gran poeta y compositor peruano, considerado el Padre de la Música Criolla. Autor de una de las más importantes piezas musicales del Perú, el vals "El Plebeyo".


Felipe Pinglo Alva
Felipe Pinglo Alva

El Padre de la Música Criolla

El Plebeyo

Don Felipe Pinglo Alva, es considerado el padre de la música criolla, poseedor de un estilo de amplio arraigo popular que surgió en la etapa republicana y que vino a enriquecer el acervo musical de nuestra patria.
Sus creaciones, principalmente en forma de vals, son reconocidos como poemas de sobria versificación y acompasada melodía, facilitando de esta forma que el pueblo repita bellas y cultas expresiones literarias que cantan al amor, al sentimiento, la solidaridad humana y la necesidad de justicia social.
El vate criollo, contribuyó además a prestigiar nuestro país en el exterior, puesto que el Perú es reconocido, entre otras características, por tener su vals con personalidad propia, aún cuando el vals -venido de la vieja Europa- se había propagado por toda América.

Don Felipe Pinglo Alva, nació en los Barrios Altos de Lima, el 18 de julio de 1899, hijo de un pedagogo y huérfano de madre desde muy niño. La pobreza en la que vivió y las enseñanzas de su padre y sus tías, fueron formándolo como niño instruido pero con sentimiento social.

Con sus propinas adquirió más tarde un rondín e intuitivamente aprendió a repetir en el instrumento musical las interpretaciones de las bandas militares ofrecidas en las retretas, en las plazas públicas de su tradicional barrio.

En 1917, ganado por la música criolla, comenzó su producción con el vals "Amelia" que, en el transcurso de diecinueve años hasta 1936 en que tempranamente falleció, llegó aproximadamente a 300 canciones; muchas de ellas perdidas o conocidas solamente en forma fragmentada.

Las más difundidas, sin embargo, son: "El Plebeyo", "El Huerto de mi Amada", "Mendicidad", "La Oración del Labriego", "Sueños de Opio", "El Canillita", "Pobre Obrerita", "Pasión y Odio", "Rosa Luz", "El Espejo de mi Vida", "Hermelinda", "Bouquet", "Amor Traidor", "Melodías del Corazón", "Celos", etc.

Es valedero decir que gracias a Pinglo la música criolla adquiere jerarquía, dándole interpretación al proceso de transculturización de nuestro pueblo, de la que nacieron también la polka, la marinera, el tondero, estilos musicales que teniendo antecedentes de otras realidades geográficas, son también auténticamente peruanos.

Felipe Pinglo Alva, falleció prematuramente el 13 de mayo de 1936, víctima de una penosa enfermedad, pero nos dejó versos y melodías, verdaderos himnos populares que enriquecieron la cultura popular.

José María Arguedas diría que "Felipe Pinglo le enseñó a los limeños a querer su música".

(Extraído del Texto del Proyecto de ley que crea una Comisión Celebratoria del Centenario del Nacimiento del Vate de la Música Criolla Peruana Felipe Pinglo Alva)

 

EL PLEBEYO
La noche cubre ya, con su negro crespón,
de la ciudad a las calles que cruza la gente con pausada acción,

La luz artificial, con débil proyección,
propicia la penumbra que esconde en sus sombras venganza y traición.

Después de elaborar, vuelve a su humilde hogar
Luis Enrique el Plebeyo, el hijo del Pueblo, el hombre que supo amar,

Y que sufriendo está, una cruel decepción
de amar a una aristrócata siendo un plebeyo él.

Trémulo de emoción, dice así en su canción:

El amor siendo humano, tiene algo de divino,
Amar no es un delito, porque hasta Dios amó
Y si el amor es puro, el deseo es sincero,
porque quitar me quieren la fe del corazón,
mi sangre aunque plebeya también tiñe de rojo,
el alma en que se anida mi incomparable amor;
ella de noble cuna, y yo un humilde plebeyo,
no es distinta la sangre ni es otro el corazón.

Señor por que los seres, no son de igual valor.

Historia del Perú