HOY, 24 de Agosto de 2017


.

Profecías de Nostradamus

Profecías de Nostradamus

Un médico francés que pudo ver el futuro

LAS PROFECÍAS DE NOSTRADAMUS

   

Michel de Nostradamus, el célebre médico y profeta francés, profetizó con gran acierto, las dos primeras guerras mundiales, pero también anunció un tercer gran conflicto que comenzaría al iniciarse el siglo XXI, puesto que indica la fecha 1999 en la siguiente cuarteta: 

X, 72
El año mil novecientos noventa y nueve y siete meses, 
Del cielo vendrá un gran rey de terror: 
Resucitar al gran rey de Angoulmois, 
Antes después Marte reinar por fortuna


A fines del siglo XX
del cielo vendrá un cohete
que hará renacer al Rey del Oriente
antes y después, la guerra. Luego la paz
 

En julio de 1999 llegará un gran rey aterrorizador de Asia y resucitará al gran rey del Angoumois o sea, el Rey de los Mongoles, el Rey de Oriente.
Antes y después de 1999 la guerra (Marte, dios de la guerra). 

La expresión "vendrá del cielo" no significa ciertamente que se trate de una invasión de extraterrestres. Nostradamus puede querer referirse a un ataque aéreo (aviones o cohetes).

El gran rey de Angoulmois designa, probablemente al Anticristo venido de Asia, la palabra "mongoles" está contenida en el anagrama en "Angolmois" y se refiere a un Rey de Oriente.  

"Reinar por fortuna", significa que luego del gran conflicto, vendrá un período de paz universal, lo que el Apocalipsis de Juan traduce por "Satán encadenado mil años".

 

EL ANTICRISTO


El Anticristo recibe varios calificativos por parte de Nostradamus: 
- el Anticristo
- el grande de Asia
- el Oriental
- Mendosus: el "tarado" o el "mentiroso" En la "Carta a Enrique, rey de Francia segundo", Nostradamus da precisiones sobre el origen geográfico del Anticristo: 

"Luego, el gran imperio del Anticristo comenzará en la Atila y zerfes, descender en número grande e innumerable, tanto que la venida del Espíritu Santo procedente del 48 grado, hará transmigración, expulsando la abominación del Anticristo, haciendo guerra contra el Real que será el Gran Vicario de Jesucristo en tipo útil y en el momento elegido (¿1999-2001?) y precederá delante un eclipse solar, el más oscuro y el más tenebroso que haya sido desde la creación del mundo hasta la muerte y pasión de Jesucristo, y será en el mes de octubre que alguna gran traslación será hecha, y tal que se creerá la tierra haber perdido su natural movimiento y haberse abismado en perpetuas tinieblas, serán precediendo el tiempo vernal (primavera)".

El hecho de usar Atila con una sola "t" le permite dar dos significados: Atila, rey de los hunos, y por anagrama, el origen geográfico de este Anticristo, a saber, los montes Altai, en Mongolia. La capital de Mongolia, Ulan-Bator, está situada (igual que París) en el paralelo 48. Se indicaría así el eje de la invasión.
Recordemos aquí que el eclipse solar del que se trata fue total en París, en el paralelo 48, el 12 de agosto de 1999. 
En la misma "Carta a Enrique, rey de Francia segundo", Nostradamus da más precisiones sobre la llegada del Anticristo: 

"el reino del Gran papa quedará desolado y todo será abandonado y los acontecimientos llevarán a la destrucción del Santo de los Santos (Roma) por el paganismo. El Antiguo y el Nuevo Testamento serán expulsados y quemados. Tras ellos, el Anticristo será el príncipe infernal, y por última vez, todos los países cristianos temblarán, y también los infieles (¿musulmanes?) durante veinticinco años habrá guerras y batallas más ruinosas todavía, y las ciudades, los pueblos, los castillos y otros edificios serán incendiados, desolados o destruidos con gran efusión de sangre de muchachas, mujeres casadas, viudas violadas, los recién nacidos serán arrojados contra las murallas de las ciudades y quebrados; y tantas desgracias serán provocadas por Satán, príncipe de los Infiernos, que casi todo el planeta quedará desorganizado y desolado. Tras este tiempo que a los hombres les habrá parecido largo (¡veinticinco años!), la faz de la tierra será renovada por el advenimiento de la Edad de Oro...". 

LA TERCERA GUERRA

Este tercer conflicto se precisa geográfica y cronológicamente. En efecto, comienza entre el Sur (países islámicos) y Occidente, probablemente, América, luego se extiende hacia Japón (el imperio del Sol Naciente). El carbunclo es una piedra preciosa de un rojo vivo. La palabra designaría a la China comunista y su bandera roja.

Sextilla 27
Celeste fuego del lado de Occidente,
Y del Mediodía correr hasta el Levante,
Gusanos medio muertos sin encontrar raíz,
Tercera edad, el Marte el belicoso,
Carbunclos se verá brillar fuego,
Edad Carbunclo y al final hambre.


En América habrá fuego llegado del cielo que correrá del sur hasta el oriente. La vida animal y vegetal estará medio muerta. Será la época de guerra (del nuevo siglo). Se verán brillar los fulgores (de la guerra) de los Rojos, pues habrá llegado el reino de los Rojos, y al final, el hambre.

V, 93
Sobre el territorio redondo globo lunar,
Cuando será dominador Mercurio:
La isla de Escocia hará una luminaria,
Que a los ingleses pondrá en derrota


El redondo globo es el Islam. Mercurio es el dios del comercio, de los negocios, de las finanzas. La "luminaria" sería la estatua de Libertad en Nueva York. Habrá derrota.

Los amarillos se aliarán con los países islámicos, como Atila con Gengis Khan arrastraron en sus conquistas guerreras a los pueblos turcófonos: uzbekos, tadyikos, kirguizos y afganos. Es de Afganistán que procede el terrorista más buscado del mundo.

VI, 10 Un poco de tiempo los templos de los colores,
De blanco y negro los dos entremezclados:
Rojos y amarillos saquearán los suyos,
Sangre, tierra, peste, hambre, fuego de agua enloquecida.


En francés antiguo "color" significa "favor, amistad" y "enloquecer" significa "matar".

Durante algún tiempo, habrá amistad en los lugares de culto entre los musulmanes y los negros, que estarán mezclados; luego los rojos (comunistas) y los amarillos (chinos) los desvalijarán; se morirá por la sangre, la epidemia, el hambre, el fuego y el agua en la tierra.

VI, 80
De Fez el reino llegará al de Europa,
Fuego su ciudad, y hoja cortará:
El grande de Asia tierra y mar harán ejército,
Qué lívido, pálido, cruz a muerte perseguirá


Desde Fez, Marruecos, Norte de África, la invasión o la fuerza llegará hasta Europa para incendiar sus ciudades. La hoja (la meia luna roja de los árabes) cortará (cabezas). El gran jefe de Asia traerá un gran ejército por tierra y mar, hasta el punto de que los amarillos (China) perseguirán a los de la Cuz (los cristianos) para ejecutarle.

Carta a Enrique, rey de Francia segundo
"Habrá entonces un desembarco en las playas para liberar España de la ocupación islámica. Y todos estos ataques serán muy reales y el lugar donde se estableció Abraham (Palestina) será atacado por los occidentales..."


X, 66
El jefe de Londres por reino América,
La isla de Escocia confusión por helada:
Rey Reb tendrán tan falso anticristo,
Que les pondrá a todos en el tumulto.


El liderazgo ya no estará en Inglaterra, sino en América. Habrá confusión en Escocia durante el inverno. Los Rojos tendrán un Anticristo tan falso que arrastrará a todos ellos al caos.

VIII, 7
El anticristo tres muy pronto aniquilar,
Veinte y siete años durará la guerra:
Los heréticos muertos: cautivos exiliados,
Sangre cuerpo humano agua enrojecida granizar tierra.


El tercer Anticristo será reducido pronto a la nada. Su guerra habrá durando veintisiete años. Sus oponentes habrán sido ejecutados y los prisioneros exiliados. La sangre humana enrojecerá el mar y la tierra será bombardeada.


Michel de Nostre-Dame nació el jueves 14 de diciembre de 1503, a mediodía en Saint-Rémy-de-Provence, pequeña ciudad francesa situada entre Aviñon y Arlés. Su padre era notario, y sus abuelos judíos. Pero al nacer éste, su familia se había convertido al cristianismo para salvaguardar sus bienes durante el reinado de Luis XII. 

Sorprendiendo a todos por su prodigiosa memoria, estudió en la Facultad de Medicina de Montpellier. Siguió estudios sobre Astrología, Kabalah y Alquimia. Murió siendo muy apreciado por la realeza debido a sus dotes de videncia, el 2 de julio de 1566, en Salon. El día anterior había predicho su muerte: "Mañana -le dijo a su discípulo Chavigny-, mañana ya no me veréis con vida al sol naciente".