HOY, 22 de Junio de 2017


.

Turismo Miraflores Lima Peru


Turismo en Miraflores Lima


MIRAFLORES

Miraflores era un pueblo de pescadores y un recatado balneario limeño, pero gracias a su posición estatégica, se convirtió en el nuevo eje de la ciudad. Primero se convirtió en la zona residencial y aristócratica de Lima y hoy se ha transformado en el nuevo centro comercial de la ciudad de Lima.

Los orígenes de Miraflores se remontan al inicio de la Colonia. Luego de fundar la ciudad, Francisco Pizarro le otorgó las tierras de Miraflores a la orden de La Merced por su destacada labor en la conquista. Toda la zona sur de Lima, fue llamada "Surquillo" y estaba muy poco poblada. Doscientos años más tarde, a mediados del siglo XVIII el asentamiento era conocido como San Miguel de Miraflores y su centro era la iglesia parroquial miraflorina. Para aquella época, Miraflores se había convertido en un lugar de descanso y recreo para la élite limeña.

En la época de la Independencia, fue el centro de las conversaciones entre los independentistas y los realistas. Entre junio y setiembre de 1820 fue el lugar escogido para esas negociaciones de paz, que finalmente, fracasaron.

En la era Republicana, Miraflores fue escenario de varios hechos históricos. En 1854 se enfrentaron allí las fuerzas del presidente Rufino Echenique contra los partidarios de Ramón Castilla y los hermanos Gálvez. Siendo derrotado Echenique.

Más tarde, en 1881, el presidente Nicolás de Piérola estableció en Miraflores su cuartel general durante la Guerra del Pacífico. Fue aquí donde se llevó a cabo la Batalla de Miraflores, donde niños y ancianos trataron de resistir al ejército invasor chileno, sin conseguirlo. Luego de la batalla, fue incendiada y saqueada al igual que los distritos de Chorrillos y Barranco. Miraflores quedó en cenizas y su reconstrucción llevaría varios años.

A inicios del siglo XX Miraflores era un lugar tranquilo, ajeno al bullicio de los balnearios limeños, un lugar encantador que fue elegido por muchos habitantes de la ciudad para establecer sus hogares. Es en esta época que Miraflores inicia un progreso acelerado. Se construyen urbanizaciones, surge la Av. Leguía (actual Av. Arequipa) y en 1911 es elevada a la categoría de "Ciudad", contaba entonces con 1000 habitantes.

En los años 60 se construye la Vía Expresa y se comienzan las obras en el circuito de playas conocido como Costa Verde lo que le da un impulso comercial que no ha parado hasta hoy.

Entre los atractivos turisticos que presenta Miraflores, se encuentran la Huaca Pucllana (conocida también como "Juliana"), el Parque Reducto que recuerda la Batalla de Miraflores, el Palacio Muncipal que cuenta con una activa sala de exposiciones de arte, la Iglesia Parroquial que fue reconstruída luego de la Guerra del Pacífico, el Parque Alfredo Salazar y su Centro Comercial LarcoMar, el Parque del Amor, y las playas Waikiki y Miraflores.


Miraflores al anochecer
(Foto: Gustavo Benites)

LA HUACA PUCLLANA
La huaca Pucllana está situada en medio del moderno distrito de Miraflores y ocupa una superficie de alrededor de 5 Ha.

Esta huaca fungía de centro administrativo y ceremonial para los habitantes del valle del Rímac, durante el período Intermedio Temprano y los inicios del Horizonte Medio (siglos V-VIII d.C.). El edificio mayor de Pucllana de 500 m. de largo, más de 100 m. de ancho y 22 m. de altura, es una pirámide trunca maciza, construída íntegramente sobre la base de rellenos de tierra y adobes pequeños. Además el sitio está circundado por un conjunto de ambientes de menor tamaño pero igualmente notables: cuartos, pasadizos, patios y rampas, por lo general finamente acabados con enlucidos de barro y, en algunos casos, con restos de pintura amarilla. La monumentalidad de esta antigua construcción de adobes queda fácilmente en evidencia al subir a su cima y divisar el mar y los modernos edificios que la rodean desde lo alto. Por su arquitectura y los objetos recuperados en el lugar, la función de Pucllana debió ser la administación del culto y de los bienes que circulaban en el valle. Los arquéologos han recuperado textiles, cerámica decorada con pintura de color rojo, blanco y negro, gris y naranja y restos de maiz, frejol, pallar, chirimoya, pacae, alpacas, llamas, cuyes, patos, peces y moluscos del Pacífico.

LINKS :
 

LUGARES

FIESTAS

TURISMO